INICIO / CAJA DE REDENCIÓN - COMUNICADOS / 23 de Octubre día de la Caja de Redención

23 de Octubre día de la Caja de Redención

Inmaculada Rodríguez Molina

Las vacaciones han pasado y descansados nos volvemos a encontrar, deseosos de estar juntos compartiendo nuestras cosas, nuestras vidas; llenos de alegría e ilusión comenzamos el nuevo curso.

 Un saludo cariñoso desde la Caja de Redención de todos los miembros del Consejo. En el boletín nº 5  “Rompiendo cadenas” tendréis información de lo que tratamos el pasado 26 de septiembre en la reunión en Córdoba.

 A través de estas líneas queremos compartir con todos vosotros, que en breve celebramos un día importante que no puede quedar en el olvido en nuestras fraternidades “el día de la Caja de Redención”, 23 de octubre, fiesta del Santísimo Redentor.

 Es Dios Trinidad que en su ansia de amor liberador por el hombre nos convoca a esta fiesta. Quiere reencontrarse con cada uno de nosotros y mostrarnos su Espíritu, espíritu de amor, de docilidad, de entrega, de ternura… el espíritu de Cristo Redentorsagrado bien, sumo bien de la  Redención– y desde este espíritu despertar y ayudarnos a redescubrir el verdadero espíritu de la tertia-pars, espíritu de pobreza y caridad.

 La Caja de Redención es “amor por el hermano cautivo”, es caminar desde Jesús y encontrarnos con el primer amor: Cristo Crucificado herido en su corazón, que dona su vida y paga así por redimirnos. El nos invita a seguirle, en esa disponibilidad  de darnos en la sencillez del día a día. Esta actitud evangélica es la que da la fuerza para ejercitarnos en la caridad redentora-liberadora, misión trinitaria; es la que nos tiene que mover para que el espíritu de la tertia-pars tenga vida en nuestras fraternidades. Fue el ideal de San Juan de Mata, el fue fiel a estos valores, el se da, lo deja todo y dedica toda su vida a “visitar y redimir cautivos”; consagra su vida a un seguimiento radical a Cristo, amando de verdad, amando al abatido como Dios-Trinidad nos ama en Cristo.

 Es primordial orar en el espíritu de la tertia-pars, espíritu de donación y pobreza, mendigar el amor de Cristo Redentor y pedirle prestado sus ojos para poder mirar, sus pies y  manos para poder curar y ayudar, su corazón para poder amar y así en este encuentro interpersonal salir de nosotros mismos para entregarnos totalmente al hermano solo, explotado, perseguido… gastándonos y desgastándonos por el desheredado.

 Uno no acoge el carisma trinitario para hacer algo, sino porque Jesús le ha robado el corazón. Este fuego de amor enciende nuestro corazón y nos lleva a hacer obras de caridad maravillosas.

 “En todas las obras, aunque sean las mas mínimas, buscar solo el agrado y el gusto de Dios Trinidad”.

(R. 196) Vble. Ángela Mª de la Concepción

 No podemos dejar que este fuego se extinga en este siglo XXI, tenemos que avivarlo y que siga marcando los caminos del carisma trinitario. Seguramente que el hoy y el futuro del carisma pasa por la mística de la Caja de Redención.

 Entonces, sólo entonces, seremos felices de verdad y nacerán en nosotros ansias de desprendernos  de lo material, siendo nuestra limosna en verdad humilde y tendrá valor: será remecida, rebosante, abundante y viviremos con poco. No dejaremos en manos de los poderosos, ni del dinero, el cambio que el mundo necesita; lucharemos nosotros desde la condición de humildes seguidores de Cristo. Desde esta actitud ser generosos con vuestros donativos.

 Donaciones:   

2105 0035 55 0012004715  CAJA DE REDENCIÓN

 Para fomentar e interiorizar el espíritu de la Caja de Redención, hemos preparado una oración: “Orar con la Caja de Redención”.

ACERCA DE admin

Laico Trinitario de la Fraternidad de Granada

Check Also

CRÓNICAS DESDE MADAGASCAR II

Laborda: "Vamos bien, buen espíritu, cordialidad y trabajo. Y en el apogeo."   J osé A. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *