INICIO / CAJA DE REDENCIÓN - COMUNICADOS / Día de la Caja de Redención. 23 de octubre 2011

Día de la Caja de Redención. 23 de octubre 2011

ya podría yo hablar la lengua de los ángeles,

repartir mis bienes a los pobres

y dejarme quemar vivo,

  si no tengo caridad, de nada me sirve

         (1 colosenses, 13)

Estimados amigos y amigas, siempre que escribo sobre la Caja de Redención, llueven en mi mesa cantidad de comunicados, escritos, cartas… de esas realidades a las que desde la Caja debemos ser sensibles. Entre toda esta algarabía de papeles he encontrado el mensaje  de los miembros del COPEFAT a la Familia Trinitaria una vez finalizada la V Asamblea  Intertrinitaria Ávila 2011.

 Me hago eco del punto 3. Misión Compartida, que dice textualmente: “más allá del hacer cosas juntas”. Es una invitación a reconocer el valor de las cosas que vamos realizando en familia, a no poner el acento en el hacer sino en el compartir. A sentir como propias cada una de las obras que ya tenemos, compartirlas y participar en ellas. En definitiva ser verdadera Comunión. Somos poseedores de una gran riqueza para afrontar el futuro, pero ésta será mayor si la ponemos en común y la hacemos circular.  

Pues esto es el verdadero significado y sentido de nuestra Caja de Redención y de la Tertia-Pars, acción característica de nuestra espiritualidad trinitaria que compartimos en comunión y que tenemos que cuidar, potencia, mover, orar… Necesita de este empuje: solidaridad y trabajo en familia.  

Dentro de pocos días, el 23 de octubre, tenemos un acontecimiento importante para nosotros los trinitarios, celebramos en familia la fiesta del Santísimo Redentor. Unido a este día celebramos también el día de la Caja de Redención 

Me gustaría compartir con vosotros una pequeña reflexión sobre este día y lo que conmemoramos. Me surgen dos pensamientos. Por un lado la cercanía y humildad de Dios Trinidad al hacerse uno más de nosotros, demostrándonos el inmenso Amor que nos tiene, permitiendo al hombre sentirse querido y amado por Dios, aunque sea algo incomprensible para nosotros. Cristo apresado se acerca este día para dejarnos un mensaje: “no sabéis lo que os quiero, no lo podéis imaginar, quiero encontrarme en vuestro interior, pero no de forma individualizada, sino en familia, así vais a descubrir mejor el amor tierno que os tengo. Me he dejado apresar por amor, soy tu Redentor no hay otro; no olvides que he sido exaltado porque lo he dado todo, no me quedó nada que dar en la Cruz”. Esto me lleva al segundo pensamiento. No debemos quedarnos como sujetos pasivos, sino que debemos ser conscientes de este gran Amor y transmitirlo a los demás. Hacerlo visible en gestos de amor cotidiano en las personas que tenemos cerca, siendo esta la única manera para construir una sociedad libre, justa, fraterna: ser uno con el otro, remediando sus males, aliviando sus sufrimientos, curando sus llagas, arropando con nuestro cariño. Debemos por tanto estar atentos a las voces de los abandonados y necesitados para escuchar su llamada, y reconocer que no es otro que Jesús quien nos grita a través de ellos. Lejos de los cautivos, la familia Trinitaria, perdería toda su esencia. No olvidemos el carisma por la que fue llamada.

 Dios desea de nosotros un cambio de vida radical, que nos identifiquemos con el Redentor Pobre descubriéndolo en el otro, y que respondamos siendo generosos y desprendidos, dándonos del todo.    

 Nos invita también a mirar nuestros bienes materiales y ponerlos a disposición de los pobres, considerando sus necesidades como propias, teniéndolas en cuenta a la hora de gestionar nuestra economía. Cristo Redentor nos hace una llamada desde la Caja de Redención a cargar sobre nuestros hombros el dolor de los hombres. “Una sociedad que no acepta el sufrimiento es una sociedad cruel” (Benedicto XVI).

 No olvidemos el compromiso  que asumimos el pasado mes de Marzo en Herencia, durante la Asamblea, de dar respuesta en familia a tres proyectos. Esta vez, los elegidos se desarrollan todos en tierras africanas, donde la miseria, el dolor, el hambre,…se ceba con su gente. 

 Por un lado, continuamos como otros años con el Proyecto Sudán S.I.T, en la diócesis católica de Khartum. Consiste en el mantenimiento de la Escuela – Hogar San Juan de Mata donde viven 265 niños que han sido liberados de la esclavitud y necesitan ser alimentados, consolados, y educados. Allí reciben una formación integral. Ellos cada día nos necesitan y esperan nuestra ayuda y apoyo.

 Nuestros otros dos proyectos se sitúan y desarrollan en la isla de Madagascar: 

  Adecentar la cárcel en Tananarivo. Presentado por Miguel Ángel Chamorro.

  Clínica oftalmológica en Tsiroanomandidy, en la misión del P. José Hernández. Presentado por las fraternidades de Córdoba y Villanueva del Arzobispo. 

Transcribo el estudio del proyecto de la clínica oftalmológica y el agradecimiento del P. José Hernández:  

CLINICA OFTALMOLÓGICA EN TSIROANOMANDIDY (MADAGASCAR) 

Proyecto apoyado por el Laicado trinitario Provincia de España-Sur.

Origen  y motivaciones del Proyecto: 

Desde hace dos años la fundación arruzafa de Córdoba ha venido trabajando a favor de los pacientes de enfermedades de ojos en Tsiroanomandidy. Seis miembros de dicha fundación han hecho ya dos visitas a la misión. Antes de la primera visita enviaron mucho material y gafas. 

En la primera examinaron a unos 800 pacientes.  

En la segunda no solo examinaron a los pacientes sino que además, operaron a más de  35 enfermos de cataratas. 

En las dos ocasiones enviaron un material muy valioso que lo tenemos guardado en la casa de la comunidad trinitaria.

 Para poder aprovechar todos los utensilios que dejaron los oftalmólogos de Córdoba, surgió la idea de construir allí una pequeña clínica oftalmológica permanente regida por un oftalmólogo malgache.

 Por eso nos hemos propuesto, con la ayuda de los bienhechores de España, construir dicha clínica.

 Entre los principales bienhechores está el laicado Trinitario de España-Sur a quien agradecemos su ayuda.

 Esta clínica según las indicaciones del Dr. Laborda de Córdoba, debería constar de dos habitaciones con los instrumentos necesarios y un cuarto de aseo.

 ¿Cuánto vendría a costar la construcción? Aproximadamente unos 17.500 €.

 Se iría construyendo según vayan llegando las ayudas.

 Esperamos que la generosidad de los bienhechores nos permita llevar a cabo este proyecto a favor de los más desfavorecidos de Madagascar.

 Con mi agradecimiento sincero:

 Firmado  

P. José Hernánde

Estamos llamados a ser “ojos para el ciego y pies para el cojo. Yo era el Padre de los pobres y me ocupaba de la causa del desconocido” Job 29, 15-16.  Si deseas compartir estos sentimientos y dar respuesta a tantas realidades de pobreza y esclavitud, ruega en  oración a Dios Padre para que conmueva y llene nuestros corazones de estos sentimientos de misericordia y ternura.

  Inmaculada Rodríguez – Consejo laicado trinitario España sur – Caja de Redención

 

ACERCA DE admin

Laico Trinitario de la Fraternidad de Granada

Check Also

CRÓNICAS DESDE MADAGASCAR II

Laborda: "Vamos bien, buen espíritu, cordialidad y trabajo. Y en el apogeo."   J osé A. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *