INICIO / CAJA DE REDENCIÓN - COMUNICADOS / CRÓNICAS DESDE MADAGASCAR II

CRÓNICAS DESDE MADAGASCAR II

Laborda: "Vamos bien, buen espíritu, cordialidad y trabajo. Y en el apogeo."

 

J osé A. Ramírez, LT, Córdoba. Hola, amigos de la Misión Trinitaria de Madagascar. Como ya sabéis, pues he hablado y escrito de este tema, un grupo de oftalmólogos del Hospital Oftalmológico LA ARRUZAFA de Córdoba, caqda año se desplaza a nuestra misión en Tsiroanomandidy, donde hacen una magnífica labor. El jefe de la expedición, el Dr. D. Juan Manuel Laborda Oñate, después del palizón que se da a trabajar de sol a sol, como en tiempos de la esclavitud, pero esta esclavitud es puro amor y altruísamo, por la noche escribe sus crónicas donde nos relata lo fundamental de lo realizado este día.
Crónicas muy sencillas, pero muy sentidas e interesantes, que yo pongo en vuestro conocimiento. No soy yo el autor, sino sencillamente el transmisor. Ya publicamos una hace unos meses y ahora os envío las otras tres.
Tengo que comunicaros además que ya están preparando la próxima expedición, que Dios mediante, la realizarán en Febrero de 2.012. Es una gozada.
Ellos corren con todos los gastos de sus viajes, pagan lo que les exige el hospital de Tsiroanomandidy para que les permitan operar y van cargados de medicamentos, material de quirófano etc.
¡PERO ESTE AÑO HAY ALGO MAS! Pondrán
la primera piedra de la Clínica Oftalmológica de la que tantas veces he hablado, y esperamos poder inaugurarla para la fiesta de la Sma. Trinidad o para S. Juan de Mata de 2.012.
Os comunico con gran alegría estos acontecimientos, y si alguien puede ayudar económicamente en algo, será bienvenida la ayuda y muy agradecida.
Recibid mi cordial saludo.

13 de Octubre 2010. Miércoles 22.30 h: Vamos bien, buen espíritu, cordialidad y trabajo. Y en el apogeo.

Es probable que Madagascar bata todos los records de la Fundación, porque esta tarde hemos abierto la historia 629 y quedan tres días. Lo de siempre; casos muy graves sin solución, otros que la tienen, casos menos graves, problemas refractivos variados y simuladores/as a por gafas de sol. Estamos duros y se cuelan cada vez menos de éstos. El quirófano es más complicado porque la esterilización del instrumental es muy lenta. Una gran olla a presión y dos horas de paciencia. Menos mal que hemos podido montar tres equipos de material, supone tres pacientes de catarata y después 2 horas de espera, pero estamos intercalando cirugía diferente. Pero dan las tantas y sin comer, y sin usar el WC porque es público, del hospital y no se pueden ustedes ni imaginar.

Y seguro que volvemos más gordos porque la comida, cuando nuestro horario lo permite, es abundante, y nos saltamos todas las normas del cooperante. Verduras en ensaladas de todo tipo, pasta, cebú momificado, pollo, cerdo, algunas cosas inidentificables, plátanos, y la gran variedad de ibéricos transportados para completar la dieta. Un lujo. De la cocina y conservación mejor no mentar.

Un detalle del que estamos muy felices (puede ser lo más útil del todo el viaje): El Director que nos miraba atónitos cuando limpiábamos nuestro quirófano, se ha puesto manos a la obra y hoy estaban limpiando el otro celosamente con los estropajos, esponjas y detergentes que nos sobró. Ni que decir tiene que cuando nos vayamos les vamos a comprar de todo en el pueblo para que lo sigan haciendo. Creeros que hay sangre seca en el suelo y por todas partes de múltiples operaciones, y mucho personal mirando. Indescriptible lo que ya hemos visto allí y en reanimación (por darle un nombre). El Director que es el único cirujano que hay, vive en el hospital, trabaja todos los días de la semana, del mes y del año. Siempre de guardia. Opera cesáreas, vesículas, fracturas, todo. Se está portando bien. Ayer le invitamos a cenar y al oftalmólogo de aquí que es muy joven e inexperto. Alucina en quirófano con nosotros. Celebramos las Pilares en el mejor restaurante de Tsiroanomandidy.  Costó un disparate para aquí. 130.000 Ariary. 52 euros (eramos 13), a 4 per cápita. Seguro que además nos timaron. Encargamos una tarta para el final, pero apareció llena de nata ¡¡, que tomamos sin rechistar, otra imprudencia del código del cooperante. Creo hoy no ha habido carreras al baño, que sepamos.

Buenas noches. Para la piltra que mañana hay quirófano. Y me queda la colada. Aquí hay que descansar para concentrarse, si el calor y los mosquitos lo tienen a bien.

Nuestra admiración.

Ahí va una foto de “las niñas, de esta noche, en la tertulia, bajo la luna malgache. Lalayna (intérprete), Pilar y Pilar, Mónica y Teresa. Lo mejorcito.

A mandar

ACERCA DE admin

Laico Trinitario de la Fraternidad de Granada

Check Also

CAJA DE REDENCIÓN: CRÓNICAS DE UNA CLINICA OFTALMOLÓGICA. MADAGASCAR

P José Hernández, O.SS.T La ayuda a la construcción de una Clínica Oftalmológica en Tsiroanomandidy, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *