INICIO / NOTICIAS GENERALES / NOTICIAS INTERTRINITARIAS / Campo de Trabajo “liberación 2013”
Campo de trabajo

Campo de Trabajo “liberación 2013”

“En el campo de trabajo desde el primer momento hemos ido con el corazón abierto, sin prejuicios. Nos han enseñado en el “mundo” que viven y se mueven, como se comunican con sus familias, donde pasan los días, sus actividades, como están divididos…Aunque lo más impactante y gratificante fue conocerlos a ellos y sobre todo, escucharlos.”

Campo de Trabajo 2013

Ángel Rodríguez *, L.T. Nunca llegamos a conocer del todo las realidades de nuestro entorno, a veces por miedo, otras por orgullo pero todas por no preguntar antes de hablar. Los prejuicios han sido desde siempre motivos de discusiones, malentendidos, rechazo al prójimo, etc… ¿Cuántas veces hemos pasado cerca de una persona mendigando y la hemos ignorado o la hemos mirado con rechazo? Algunos dirán que se han parado y le han dado limosna pero aun así desconfiamos de su aspecto.Y ahora imagínense a una persona que no “vive” en esta sociedad, que se encuentra dentro de otros valores y que lleva una etiqueta de por vida “Recluso”. ¿Cuántos prejuicios tendrá esta persona? ¿Una persona que ha estado en la cárcel? ¿Persona?.
En el campo de trabajo desde el primer momento hemos ido con el corazón abierto, sin prejuicios. Nos han enseñado en el “mundo” que viven y se mueven, como se comunican con sus familias, donde pasan los días, sus actividades, como están divididos, etc…Aunque lo más impactante y gratificante fue conocerlos a ellos y sobre todo, escucharlos. Sus vidas, sus arrepentimientos, sus inquietudes, sus sueños mirarles a la cara y ver que son personas que sufren por sus familias, que tienen deseos de recuperarse y salir adelante.

El primer día que entrabamos a los módulos, hubo un hombre que me contaba que desde que tiene 16 años está entrando en la cárcel. Me decía que durante todos estos años ha visto como cada vez la edad iba disminuyendo y veía a jóvenes enganchados a la droga con solo 20 años, su mayor dolor no era verlos en la cárcel sino ver que de cada 100 jóvenes que entraban enganchados 10 saldrían adelante, los demás vivirán sus vidas entre rejas o morirán.
Conforme pasaban los días, con miles de actividades para reflexionar y conocer el mundo de la cárcel, ir a la playa, descansar, compartir con los acogidos de la casa “Marcos Criado” de Algeciras el día a día y vivir miles de experiencias todos los días, nuestros corazones se enamoraban más de aquellas personas que vivían dentro de aquel mundo que es de todo menos de reinserción.
Al final de la experiencia todos nos llevábamos de cada recluso, de cada persona que conocimos allí un pedacito de sus corazones y ellos de los nuestros. Haber podido disfrutar de esta gran experiencia ha sido un paso más a nivel personal y espiritual. Dejamos sembradas semillas de libertad que esperamos con anhelo que germinen y ellos nos quitaron la venda de los ojos y poder dejar los prejuicios a un lado y conocer ante todo. Liberación 2013, una experiencia inolvidable que recordaré y viví en mi tierra, Algeciras.

 

*Ángel Rodríguez es miembro de la fraternidad del laicado de Algeciras, monitor de la PJV, voluntario en Prolibertas y coordinador del Laicado Juvenil Trinitario.

 

ACERCA DE admin

Laico Trinitario de la Fraternidad de Granada

Check Also

XX ENCUENTRO DE FAMILIA TRINITARIA ESPAÑA

Todos tenemos una cita los días 8,9 y 10 de noviembre en Madrid. En las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *