INICIO / Laicado Trinitario / En los Campamentos Trinitarios, Verano 2013

En los Campamentos Trinitarios, Verano 2013

"Tal vez he empezado este camino un poco tarde, pero tengo que decir que merece la pena. No sólo por los chicos/as, sino también por todos los miembros que forman los grupos de la PJV. He descubierto en la pastoral juvenil una dimensión que no habia desarrollado en mi vocación cristiana y trinitaria."

Inés Rubiales.Laicado TrinitarioInés Rubiales *. L.T.Os contaré un poco la experiencia que he tenido como monitora de la PJV trinitarios en los pasados campamentos de verano en Andújar, Sierra Morena. Actualmente soy la coordinadora de la Pastoral Juvenil Trinitaria en Algeciras, lo que me ha dado la oportunidad de participar una vez más en los campamentos.
Siempre digo que estar con los jóvenes ha sido de los mejores regalos que he tenido, como persona y cristiana. Tal vez he empezado este camino un poco tarde, pero tengo que decir que merece la pena. No sólo por los chicos/as, sino también por todos los miembros que forman los grupos de la PJV. He descubierto en la pastoral juvenil una dimensión que no habia desarrollado en mi vocación cristiana y trinitaria. En estos momentos me siento muy integrada y feliz.
Del mismo modo también es un regalazo los campamentos cada año, dentro del trabajo y esfuerzo que suponen. Allí he descubierto la naturaleza en todo su esplendor, un lugar privilegiado y maravilloso, donde los chicos son felices, son ellos mismos. Un lugar hecho precisamente para ellos, para que crezcan con unos valores cristianos, sociales y, sobre todo, conociendo el carisma trinitario.

La vida en el campamento es un ir y venir, terminas cansada y agotada, pero feliz. Los niños/as cada vez te piden más y más pero merece la pena. Yo digo que no sólo ejerzo de monitora, en los campamentos con los más peques, también de madre que me encanta. Porque cuando vienen y te cuentan algún secreto o problema y ves esos ojitos brillantes, o vienen y te dan un beso se te cae la baba, o cuando hay algún chaval que te da más la lata, pero a la hora de irnos se nos caen los lagrimones.
Es una experiencia que te llega al corazón y que no se te olvida, que te lo traes a casa y no puedes dejar de hablar y recordar el campamento. Con los monitores he descubierto un grupo de jóvenes con ganas de trabajar, de darse a los demás, sanos, que se divierten haciendo felices a los demás "¡cuando yo sea grande quiero ser como ellos!". Tengo que dar gracias por darme la oportunidad de vivir, de sentir, de poder expresarme, contarlo y ser feliz en este ambiente en el que trabajo mi apostolado.
Así que esta es mi pequeña y gran experiencia, un regalo de Dios que compartir con vosotros.

 

*Inés Rubiales es miembro y secretaria de la Fraternidad del Laicado Trinitario de Algeciras, Coordinadora y monitora de la PJV, Tesorera del CILT y trabajadora en el Comedor social para pobres de esta misma ciudad.

ACERCA DE admin

Laico Trinitario de la Fraternidad de Granada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *