INICIO / NOTICIAS GENERALES / NOTICIAS INTERTRINITARIAS / Ecos de la Asamblea Intertrinitaria de Buenos Aires – 2017

Ecos de la Asamblea Intertrinitaria de Buenos Aires – 2017

Franco Deramo, Italia

Puedo escribir ahora lo que espero de la Asamblea Intertrinitaria celebrada en Buenos Aires, octubre 2017.
A la vuelta, en Trinità e Liberazione he escrito sobre la Asamblea, de la alegría de estar juntos en gran fraternidad y en oración, sobre el conocerse y la condivisión hecha de una realidad muy diversificada , del compromiso realizado en los diversos países de los que procedíamos, con diversidad de actividades llevadas a cabo por hombres y mujeres, consagrados y laicos, en ámbitos y sectores de actividad en los cuales tantos han dado respuesta a la llamada. En mi última intervención, en la jornada conclusiva, me atreví a decir que ‘era la hora de pasar de la pasión a la acción’.
Puede parecer un sinsentido pedir esto a quien está en la vanguardia cada día.

Tengo presente el trabajo, el compromiso que se realiza cada día, todos los días, con personas con dishabilidad, en las Parroquias. Mi conocimiento de lo trinitario se realiza en Venosa (Pz) y Bernalda (Mt), en Italia. Es un conocimiento personal y directo: soy el papá de Salvatore, desde hace 10 años huesped del P. Angelo en el Instituto de Venosa.
La pasión no se discute: ¡hay mucha! Es la respuesta que se da a la elección hecha por el Fundador hacia los ‘presos’ de todos los tiempos, los últimos, los más necesitados.
Ahora, viene el momento de transferir a todos los contenidos presentados o que han salido a flote en la Asamblea, individuarlos, releerlos a la luz de las realidades concretas, enriquecerlos con una visión unitaria que ponga en valor y sostenga el camino de cada uno y de la entera Familia Trinitaria. Es necesario indicar las metas a las que se quiere llegar.

Una síntesis necesaria para hacer llegar el carisma trinitario a los ‘cautivos’, para indicar los objetivos y las líneas de acción para conseguirlos.
Impregnados del carisma ir más allá del carisma, abrirse para vivirlo profundamente, no hacerlo quedaría en mitología, no darlo por descontado, sino interrogarse siempre, sobre todo, con originalidad y creatividad.
Me está haciendo reflexionar mucho, en estos días de fiesta de Navidad, lo que ha dicho el Papa Francisco a la Curia Romana:
Comencé este nuestro encuentro hablando de la Navidad como la fiesta de la fe, ahora quisiera concluirlo evidenciando que la Navidad nos recuerda que una fe que no nos pone en crisis es una fe en crisis; una fe que no nos hace crecer es una fe que debe crecer; una fe que no nos interroga es una fe sobre la cual debemos preguntarnos; una fe que no nos anima es una fe que debe estar animada; una fe que no nos conmueve es una fe que debe ser sacudida. En realidad, una fe solamente intelectual o tibia es sólo una propuesta de fe que para llegar a realizarse tendría que implicar al corazón, al alma, al espíritu y a todo nuestro ser, cuando se deje que Dios nazca y renazca en el pesebre del corazón, cuando permitimos que la estrella de Belén nos guíe hacia el lugar donde yace el Hijo de Dios, no entre los reyes y el lujo, sino entre los pobres y los humildes.
Ángel Silesio, en su Peregrino querúbico, escribió: “Depende sólo de ti: Ah si pudiera tu corazón ser un pesebre, Dios nacería niño de nuevo en la tierra” .
Entremos en crisis para crecer, preguntándonos, animando a todas nuestras Comunidades, sin miedo a quedar desorientados.

Franco Deramo, Italia

ACERCA DE admin

Laico Trinitario de la Fraternidad de Granada

Check Also

Haciendo el Camino de Santiago con la PJV Familia Trinitaria

“De repente a unos diez metros, antes de entrar en la plaza, se hizo un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *