INICIO / NOTICIAS GENERALES / El SIT Canadá-Francia pone en marcha el Proyecto Líbano 2018 San Juan de Mata
Proyecto Líbano 2018.

El SIT Canadá-Francia pone en marcha el Proyecto Líbano 2018 San Juan de Mata

 La Orden Trinitaria colabora en la reconstrucción de muchas vidas destruidas a causa de la guerra en Oriente Próximo

Descripción del Proyecto

Desde julio de 2012, la parroquia de P. Paul ha implementado un programa de acogida y de formación para las mujeres cristianas y sus hijos provenientes de Siria y de Irak. Estas mujeres han huido de su país a causa de la guerra y de la persecución religiosa. Todas ellas han perdido sus maridos en las perores circunstancias y  llegan solas con sus hijos al Líbano.

El programa de acogida consiste en dos aspectos: el alojamiento y el acompañamiento espiritual, así como de formación técnica.

Este año la parroquia ha recibido a 26 mujeres y 76 niños. La gran mayoría de las mujeres se plantean quedarse en Líbano por el bien de sus hijos, ellas participan en una formación que las puedan integrar en el mercado de trabajo y llegar a ser independientes. Se les ha propuesto cuatro tipos de formación: Arte culinario, Cuidadoras y Secretariado.

La formación es ofrecida por profesionales voluntarios en cada una de las materias, por hermanas religiosas, así como por el Instituto Técnico Franco-Libanés.

El proyecto en cifras

Paul ha contactado con el SIT y el Consejo Provincial y ha realizado la siguiente petición para el año 2018:

Materiales escolares para 76 niños de 6 a 11 años matriculados en la escuela St-Joseph des Soeurs Antonines cerca de la ciudad. Un niños = 80 dólares. Cubren todas su necesidades en material y equipo escolar para el curso 2018-2019. (SIT) Diesel para la calefacción para pasar el invierno: necesitan 6.600 litros (0,61 dólar/l)= 4000 dólares (Provincia del Sagrado Corazón de Jesús).

Tanto el SIT como la Provincia han respondido a la petición de P. Paul.

ALGUNOS TESTIMONIOS

Bernadette (30 años): Soy iraquí y vengo de la ciudad de Qaraqosh al norte de Irak. El desastre llegó a nuestra ciudad hace cuatro años. El 7 de agosto de 2014, los yihadistas invadieron nuestra ciudad durante la noche. Al alba del día siguiente abandonamos nuestra casa debido a los acosos durante toda la noche y nuestra casa fue marcada con el símbolo <<NOUN>>.  Nos dirigimos hacia Bagdad  a casa de nuestros primos. Nos negamos a abandonar Irak y estábamos seguros que pronto volveríamos a casa.

Durante el tercer año, mi marido salió a trabajar y no ha vuelto jamás. Después ninguna noticia. El año pasado nuestra ciudad fue liberada, volví sola para ver si sería posible volver con los niños. Sin embargo, lo que encontré fue los escombros de una casa, incluso no reconocía al barrio. Era una escena de horror, se podía oler la muerte.

En enero de 2018 llegué al Líbano esperando ofrecer un futuro mejor a mis hijos.

Mariam (42 años) : Soy siriaca y vengo de la ciudad de Hama. Abandoné mi ciudad después de perder a mi marido y a mi hermano. En 2015, iba de camino de Homs a Hama en coche.  Una barricada en la carretera nos obliga a detener nuestro vehículo y hombres armados y encapuchados nos obligan a salir de de nuestro vehículo. Después de ver nuestras cartas de identidad, un soldado disparó una bala en la cabeza de mi marido, muere delante de mis ojos. Mi hermano fue detenido y después ninguna noticia. Hace ya tres años que estoy en Líbano.

Samira (50 años) : Soy siriaca y vengo de Deraa. En 2014 hemos sido expulsados de nuestra casa por un grupo terrorista denominado Al Nosra. Toda la familia se ha dirigido hacia Damasco en primer lugar con vistas a preparar nuestra marcha para el Líbano. En noviembre de 2014 dejé Damasco con mi hermana Layla y estos tres niños. Suponíamos que mi marido y mis dos hijos nos seguirían al día siguiente, Ellos no consiguieron a travesar la frontera y tuvieron que volver. Samer, mi hijo de 18 años ha sido alistado en la armada siria y marchó al campo de batalla. En 2015 perdí a mi hijo soldado, defendiendo nuestra libertad contra los terroristas y mi marido murió de una neumonía dos meses más tarde.

Warda (28 años) : Soy iraquí y vengo de Mosul. Me convertí al cristianismo hace nueve años para casarme con el amor de mi vida. Mi familia musulmana me ha expulsado de la casa y no quieren saber nada más de mí. He encontrado la verdadera felicidad al lado de mi marido que me ha abierto los ojos sobre la vida y la belleza. Con solo 25 años Bechara era sub-teniente. He aprendido mucho sobre mi nueva religión y cada día siento en mí  esta llama y la sed de conocer aún más.  Perdí a mi marido Bechara en mayo de 2017. Murió como un héroe en el campo de batalla contra los terroristas del Daech en Mosul durante la operación masiva de las fuerza armadas iraquíes para liberar esta ciudad caída bajo las manos de los terroristas desde 2014.

ACERCA DE admin

Laico Trinitario de la Fraternidad de Granada

Check Also

Decenas de actos solidarios recordaron la lucha contra la esclavitud infantil

16 de ABRIL DÍA MUNDIAL contra la ESCLAVITUD INFANTIL. En el décimo cuarto aniversario del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *