INICIO / VIDAS CONTADAS / ALVARO SANTOS CEJUDO, AMAR HASTA DAR LA VIDA
alvaro
Beato Álvaro Santos Cejudo, mártir

ALVARO SANTOS CEJUDO, AMAR HASTA DAR LA VIDA

Hoy presentamos la vida de un Laico trinitario beatificado el pasado 28 octubre junto a 497 mártires más que amaron hasta dar la vida. Álvaro Santos Cejudo nació en Daimiel (Ciudad Real) el 19 de febrero de 1880 y pertenecía a una familia cristiana.

Sintió la vocación religiosa e ingresó en los Hermanos de las Escuelas Cristianas. Allí estuvo ocho años donde adquirió una buena formación y ejerció como profesor durante tres años en un barrio de Madrid. Sin embargo motivos familiares le hacen volver con los suyos y allí descubrirá su vocación como esposo y padre.


Se enamoró y casó con María Rubio Márquez y encontró trabajo como ferroviario. Se establecieron en Alcázar de San Juan y allí vivió muy feliz, su matrimonio y el nacimiento de siete hijos. Él vivía todo desde su fe. Pertenecía a un grupo de oración, le gustaba visitar y hablar con sus amigos religiosos, entre ellos los trinitarios de Alcázar. Siempre tenía una palabra de fe y esperanza para quien lo pasaba mal, ya fuera un hijo, un amigo o un compañero de trabajo. Confiaba en Dios e intentaba dar lo mejor de sí por los suyos y los más necesitados. En estos valores educó a sus hijos.

Un año una de sus hijas le pidió dinero para colaborar con las misiones. Álvaro cogió el bote donde guardaba el dinero y sólo quedaban 7,50 pesetas hasta final de mes y aún faltaban 13 días para cobrar de nuevo. El padre le dio un duro y la hija lo increpó, pues les faltaría dinero. Álvaro contestó: “haz cuenta que no damos nada, damos al que todo da y él proveerá”. Y así ocurrió.

Álvaro era un trabajador cumplidor y responsable. Siempre tenía presente a Dios. Era atento con los compañeros y disponible si le pedían algún favor. No le importaba dedicar más tiempo o esfuerzo por realizar bien su misión. Mostraba con naturalidad que la fuente de su alegría y disponibilidad era Dios, a pesar de que sus compañeros se metieran o rieran de sus comentarios.

También experimentaron dificultades, qué a pesar del dolor que le produjeron aceptó con fe. Tres de sus hijos murieron pequeños. En 1931 perdió a su amada María.

Las dos hijas que le quedaban tras la muerte de su mujer, descubren su vocación como monjas trinitarias y Álvaro a pesar de sentir que se quedaría totalmente solo, se confía en Dios y apoya la vocación de sus hijas.

A partir de 1931 surge un ambiente hostil hacia la religión. Álvaro continuó con su forma de ser, seguro de que no hacía mal a nadie. A pesar de recibir comentarios ofensivos, incluso de propios compañeros, él permanecía tranquilo y conciliador. Sin embargo su clara posición de fe será el motivo por el que es detenido al estallar la Guerra Civil. Se encontraba en el tren y fue llevado a la cárcel de Santa Cruz de Mudela, donde fue maltratado junto a otros sacerdotes. Posteriormente fue trasladado a Alcázar a la Iglesia de los Trinitarios, que habían transformado en prisión. En aquel lugar que tanto se encontró con el Dios del amor y el perdón se preparó para el encuentro definitivo. Solía repetir “todo lo puedo en aquel que me conforta”. Fue fusilado la noche del 17 de septiembre de 1936. Murió perdonando y aclamando a Dios. Sus restos se encuentran en el templo de los trinitarios de Alcázar de San Juan.  

Su testimonio cómo laico, esposo, padre de dos monjas trinitarias y amigo de los trinitarios estimula a toda la familia trinitaria a seguir dando todo por Cristo Redentor.

                        de Trinijoven.com
                        Sergio García
 

ACERCA DE admin

LAICADO TRINITARIO. LIBERTAD RELIGIOSA

Check Also

SANTA INÉS, CRISTIANA PERSEGUIDA Y CAUTIVA EN UN PROSTÍBULO, PATRONA TRINITARIA

Obténgalo en .PDF La figura de Santa Inés pasó a la historia de la Iglesia …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Laicado Trinitario (Joaquín Díaz Atienza).
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a LAICADO TRINITARIO que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web contiene cookies para indicar información sobre su origen geográfico. Ninguna otra información es almacenada, excepto si usted la proporciona  a través de los formularios.    Más información
Privacidad