INICIO / BLOGS - COLABORACIONES / COLABORACIONES - JOAQUIN / LA ESCUSA DEL PRESERVATIVO COMO ATAQUE HACIA BENEDICTO XVI

LA ESCUSA DEL PRESERVATIVO COMO ATAQUE HACIA BENEDICTO XVI

Joaquín Díaz Atienza

Algo que no suelo tolerar es la manipulación informativa con el ánimo de generar estados de opinión favorables a una determinada causa. Pero aún tolero menos, porque me duele más, cuando cualquier episodio, cualquier frase, cualquier gesto de Benedicto XVI son sacados de contexto para atacarle sin piedad, incluso ridiculizarle.

“…la única vía eficaz para luchar contra la epidemia es una renovación espiritual y humana de la sexualidad”

Esta frase, referida al uso del preservativo como método preventivo frente al SIDA, ha dado la vuelta al mundo, de mil formas y con interpretaciones variadísimas, todas dependientes de los intereses en juego. Incluso en algún foro católico he leído literalmente que el papa “condena el preservativo y defiende la epidemia del SIDA”.

Esto es la escusa de la que me aprovecho para reflexionar sobre la sexualidad tal como se vive hoy día por la mayoría de las personas y que ha sido el origen radical de las palabras de Benedicto XVI.

LOS INTERESES EN JUEGO: LA SEXUALIDAD EN NUESTROS DÍAS

Desde la década de los sesenta se inició un lobby mediático tendente a cambiar radicalmente el concepto y la cultura de la sexualidad en nombre de la libertad y en consonancia con el liberalismo económico y el ateísmo materialista.

El primer paso fue legitimar la separación entre el sexo, la sexualidad y el amor. Una cosa es el amor y otra, igualmente legitima, la genitalidad. Frente al amor y el compromiso, lo más importante es el placer. Por ello, había que eliminar la valoración ética, incluyendo el acto sexual en una actividad éticamente neutra en donde todo está permitido.

Para conseguir este cambio ético había que trivializar la sexualidad, reducirla a una actividad cuyo valor fundamental es proporcionar placer. No es de extrañar que esta nueva filosofía sea el fundamento psicosociológico del actual mercantilismo del sexo. En definitiva, se ha llegado a una sociedad individualista en donde el código moral depende en exclusiva del individuo, el individuo es el origen y el fin de cualquier norma.

De aquí que hoy nos encontremos ante una clara ruptura entre sexualidad, genitalidad y matrimonio. La sexualidad, en sentido humano, ha desaparecido prácticamente para dar lugar a la primacía del placer. Se ha dejado a la sexualidad humana sin un punto de referencia claro.Ya no conlleva el compromiso, sino que en nombre de la libertad, lo ha eliminado por completo en las relaciones inter-individuos.

Ahora se comprende como la pornografía infantil y otras aberraciones sexuales, al menos en su dimensión actual, no son más que el resultado de esta pedagogía social respecto a la sexualidad y su frivolización/mercantilización.¿Como no encontrar una explicación en este escenario de que en EEUU los pedófilos hayan organizado un lobby para establecer el día del orgullo pedófilo, a imitación de los homosexuales?

En definitiva, detrás de la campaña contra el papa Benedicto XVI no está la legítima polémica de la conveniencia, o no, preventiva del preservativo frente al SIDA y/u otras enfermedades de transmisión sexual, sino el frentismo mediático encargado de mantener la sexualidad en el ámbito del placer y el mercantilismo. Frente a las palabras de Benedicto XVI lo único que se impone es la reflexión serena que incluya la diversidad de opiniones y argumentos.

ACERCA DE Joaquín Díaz Atienza

Check Also

Teresita

Teresa Castillo de Diego, a sus 10 años, un ejemplo para todos

Obténgalo en .PDF Teresita, un modelo para todas la personas que intentan encontrar un sentido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Laicado Trinitario (Joaquín Díaz Atienza).
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  LAICADO TRINITARIO.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web contiene cookies para indicar información sobre su origen geográfico. Ninguna otra información es almacenada, excepto si usted la proporciona  a través de los formularios.    Más información
Privacidad