INICIO / RINCÓN DEL PERSEGUIDO / Asia Bibi violentada por sus acusadores; amenazas de muerte por parte de los extremistas islámicos

Asia Bibi violentada por sus acusadores; amenazas de muerte por parte de los extremistas islámicos

LEA AL FINAL DE LA NOTICIA LA INICIATIVA DE AI.

Lahore (Agencia Fides) – Antes de ser entregada a la policía y denunciada por blasfemia, Asia Bibi fue violentada por sus acusadores: es lo que la mujer ha declarado al gobernador de Punjab, Salman Taseer, quien visitó a Asia en la cárcel hace dos días. Después de la entrevista, el gobernador ha referido que la mujer “ha firmado un apelo a la clemencia del presidente Ali Zardari”, y ha dicho que apoya esta solicitud que "llevará personalmente al Presidente". Asia se ha declarado inocente, pero los grupos extremistas islámicos ya están amenazando de querer matarla, si es puesta en libertad.

Mientras tanto, son horas de gran expectativa por el destino de Asia Bibi: mañana el Ministro de las Minorías Religiosas Shabhaz Bhatti entregará un informe sobre le caso al Presidente Ali Zardari, que en los próximos días decidirá si concede o no la gracia a la mujer.

Para Asia significaría la liberación inmediata, sin ningún tipo de proceso de apelación. El Tribunal Superior de Lahore no ha fijado aún la fecha de la primera audiencia del proceso de apelación, que muchos en este momento, piensan que no se celebrará.

Ayer, activistas de los derechos humanos de la All Pakistan Minorities Alliance” (APMA) se manifestaron en las calles de Lahore para exigir la liberación de Asia Bibi y la derogación de la ley sobre la blasfemia, que provoca un enorme sufrimiento a las minorías religiosas. La protesta estaba encabezada por Najmi Saleem, cristiana, coordinadora de la APMA, y miembro de la Asamblea Provincial del Punjab, que ha declarado a Fides: "Las minorías en Pakistán viven bajo una constante amenaza de violencia. Asia Bibi no ha cometido ningún delito y merecen la libertad. Seguiremos con nuestra lucha por la abolición de la ley sobre la blasfemia, aunque sabemos que es muy difícil en un país donde el extremismo islámico se está extendiendo. Los militantes amenazan con matar a todo aquel que esté trabajando por la abolición, pero nuestra esperanza no muere. También contamos con el apoyo de muchas Ong y personalidades musulmanas, ya que la ley afecta también a los musulmanes".

En respuesta a la manifestación de la APMA,, los líderes religiosos islámicas de la organización Tahafuz Namoos-e-Risalat Mahaz (TNRM) han anunciado que "opondrán una resistencia enérgica a cualquier intento del gobierno de abolir la ley" y que "cualquier cambio debe ser acordado con los líderes islámicos". Muhammad Ali Naqashbandi, Secretario general de la TNRM, ha criticado al Gobernador Salman Taseer por apoyar la liberación de Asia Bibi, y ha anunciado para el 24 de noviembre una protesta pública frente al Palacio del Gobernador. Su posición, dice, "daña a millones de musulmanes" y "les obligará a seguir los pasos de Ghazi Ilmuddin Shaheed, que ha matado a un culpable de blasfemia". La frase se refiere a la historia de Ghazi Ilmuddin Shaheed, descrito como "héroe de la blasfemia”: era un carpintero de Lahore que en 1929, causó la muerte del escritor Shaheed Mahashay Rajpal, autor de un libro considerado blasfemo hacia el profeta Mahoma.

Al comentar estas amenazas, Najmi Saleem dice a Fides: "Esperamos el indulto para Asia. Pero su vida está en peligro porque los militantes van a tratar de matarla si es liberada”, recordando la suerte de los hermanos Rashid Emmanuel y Sajid Emmanuel Masih, dos cristianos acusados de blasfemia, asesinados a sangre fría ante el tribunal de Faisalabad, durante el proceso, en julio de 2010. (PA) (Agencia Fides 22/11/2010)

Joaquín Díaz Atienza, LT:

Con la finalidad de realizar más fuerza para la liberación de Asia, me puse en contacto con AI dándome la respuesta siguiente:

Gracias por ponerse en contacto con Amnistía Internacional para solicitar información sobre el caso de Aasia Bibi. El pasado 18 de noviembre, nuestra organización hizo pública una acción urgente en la que pedimos a la sociedad que se movilice por el caso de esta mujer condenada a muerte en Pakistán. A continuación, le adjuntamos el texto de dicho llamamiento, así como información sobre el caso:

MUJER CRISTIANA PAQUISTANÍ CONDENADA A MUERTE

Aasia Bibi, mujer paquistaní de religión cristiana, ha sido condenada a muerte en aplicación de las leyes contra la blasfemia del país. El 8 de noviembre, Aasia Bibi, mujer de 45 años madre de cinco hijos, fue declarada culpable de blasfemia y condenada a muerte en aplicación de los artículos 295B y 295C del Código Penal de Pakistán por insultar al profeta Mahoma. La condena fue dictada por un tribunal de Nankana, a unos 75 km al oeste de la ciudad de Lahore,provincia de Punyab.

Aasia Bibi, residente en Ittanwali, fue detenida en junio de 2009. Trabajaba como bracera en el campo y la esposa de un anciano de la aldea le pidió que trajera agua para beber. Según los informes, otras braceras musulmanas se negaron a beber del agua, afirmando que era sacrílego e "impuro" aceptar agua de Aasia Bibi, dado que no era musulmana. Aasia Bibi se sintió ofendida y, según los informes, afirmó: "¿Es que no somos seres humanos?", lo cual desencadenó una discusión entre las mujeres, que al parecer acusaron a Aasia Bibi ante Qari Salim, el clérigo de la localidad, de haber hecho comentarios despectivos sobre el profeta Mahoma. El clérigo informó a la policía local, que detuvo a la mujer y la acusó de insultar al profeta Mahoma.

Aasia Bibi niega las acusaciones y su esposo, Ashiq Masih, afirma que su condena se basó en "acusaciones falsas". Sin embargo, el juez que vio el caso, Naveed Iqbal, "descartó totalmente" la posibilidad de cargos falsos y afirmó que "no había atenuantes". Aasia Bibi, que ha apelado la sentencia ante el Tribunal Superior de Lahore, está en la cárcel en régimen de aislamiento desde junio de 2009 y afirma que no pudo acceder a un abogado durante su detención y en el último día de su juicio.

Por ello, Amnistía Internacional ha emitido una Acción Urgente en la que solicita a la población que se movilice por el caso de Asia Bibi. Para ello, pueden escribir cartas a título personal pidiendo que Aasia Bibi sea puesta en libertad inmediatamente, salvo que sea acusada de algún delito común reconocible internacionalmente y juzgada en procedimientos y con arreglo a leyes que se ajusten a las normas internacionales de derechos humanos. De la misma manera, las autoridades deben tomar medidas de inmediato para garantizar la seguridad de Aasia Bibi y su familia.

Por último, en las cartas pueden expresar su preocupación por el uso indiscriminado de las leyes contra la blasfemia contra las minorías religiosas, instando a las autoridades a que modifiquen o supriman las leyes, especialmente el artículo 295C del Código Penal de Pakistán, que conllevan la pena de muerte para toda persona declarada culpable de blasfemia.

La dirección a la que pueden enviar estas cartas es la siguiente:

Presidente de Pakistán
President Zardari
Pakistan Secretariat, Islamabad, Pakistán
Fax: +92-51-9207458
Correo-e: publicmail@president.gov.pk
Tratamiento: Dear President Zardari/ Señor
Presidente Zardari

Desde aquí  deseo agradecer a Amnistía Internacional su iniciativa.

ACERCA DE admin

LAICADO TRINITARIO. LIBERTAD RELIGIOSA

Check Also

sec

NIGERIA: al borde del estado fallido

Obténgalo en .PDF El gobierno de Muhammadu Buhari no toma las medidas necesarias para atajar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Laicado Trinitario (Joaquín Díaz Atienza).
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  LAICADO TRINITARIO.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web contiene cookies para indicar información sobre su origen geográfico. Ninguna otra información es almacenada, excepto si usted la proporciona  a través de los formularios.    Más información
Privacidad