INICIO / VIDAS CONTADAS / TRINITARIOS CAUTIVOS Y MÁRTIRES EN ARGEL, LA LEYENDA

TRINITARIOS CAUTIVOS Y MÁRTIRES EN ARGEL, LA LEYENDA

Los argelinos, cristianos y musulmanes, acudieron en masa a sus funerales. La vida de los tres trinitarios sobrepasa su época para situarse en la nuestra.

 

Los Trinitarios Monroy, Águila y Palacios vivieron en una época de fuertes contrastes entre la cristiandad y el mundo musulmán. Los mares no eran seguros y era fácil caer en manos de piratas y corsarios a sueldo de las distintas potencias. Pertenecían a la Orden de la Santísima Trinidad nacida en 1198 para llevar consuelo y libertad a aquellos que habían caído prisioneros por causa de su fe. El 13 de mayo de 1609, cuando se encontraban en Argel junto a 130 cautivos liberados fueron llevados a prisión y cargados de cadenas. Después de varios años de cautiverio, murieron a causa de los padecimientos sufridos.”

 Marco A. Escobar, LT, Algeciras. En terminología de hoy día el titulo correcto sería: “Trinitarios apresados, torturados, condenados y asesinados impunemente en la cárcel de Argel”. Sea como sea, la leyenda comenzó con persecuciones, prisiones y cautiverios. Aunque la Orden Trinitaria había estado trabajando en la liberación de cautivos desde hacía 400 años, fueron estos acontecimientos en Argel lo que daría fama mundial a sus miembros. Aún hoy día a los trinitarios se les conocen como aquellos que liberaban en África a esclavos y cautivos, llegando incluso ellos mismos a ocupar el lugar del cautivo si era necesario para su liberación. No todos los trinitarios eran redentores de cautivos, sólo

 

 los mejores capacitados en todos los sentidos eran enviados a esta difícil labor. Personas bien preparadas en lo humano, en lo espiritual y moral, conocedoras de la cultura, de las gentes y del país a donde iban a liberar o a pasar unos años cuidándolos. Una fuerte espiritualidad y rigor de vida, de cara a ser solidarios con los más necesitados, según el carisma, los preparaban para ello. Los trinitarios eran considerados por muchos en aquella época como una especie de cuerpo de “élite humanitaria” dentro de la Iglesia y la sociedad, porque era una tarea ardua y delicada, por las numerosas implicaciones políticas, llevar a cabo los tratos o negocios con los amos, en muchos casos piratas o corsarios, que mantenían en la esclavitud a cientos de cristianos. Junto a ellos, y por desgracia menos conocidos, siempre había laicos trinitarios, como el caso de Pedro Garrido que trabajó como enfermero en el hospital de Argel. Muchos de los cautivos de Argel se sumaron como laicos a la Cofradía de la Santísima Trinidad en la propia prisión con la clara misión de ayudar a sus hermanos.
Como era de esperar en política no siempre las cosas salían bien, y en esta ocasión, los trinitarios redentores se vieron envueltos en un conflicto político internacional ajeno, que les supuso su propia esclavitud, cautiverio, tortura y, con el paso del tiempo, la muerte. Los libertadores se convirtieron en cautivos, sus captores fueron los intereses políticos, alguien debía de pagar, aunque fuesen inocentes, los tiempos no han cambiado mucho.
Éstas son las vidas de tres trinitarios que tuvieron en vilo a las diplomacias de los países del mediterráneo en el siglo XVII, pero que no se dejaron amedrentar en unas de las prisiones más duras de la época, con grilletes en sus cuerpos, continuaron haciendo el bien y amando a sus hermanos cristianos y musulmanes  hasta el final . Durante los 15 años de cautiverio siguieron liberando desde la cárcel a más de 500 presos, y llevando ayuda espiritual y material a todos los cristianos y personas de Argel a través del hospital que ellos mismos fundaron, fueron admirados incluso por los propios habitantes de Argel, que acudieron a sus entierros en masa. Hoy en día siguen siendo admirados, y en especial, por aquellos que trabajan en el mundo de la persecución, de la esclavitud, del cautiverio y de la libertad, verdaderos y auténticos ejemplos de cristianos en la mayor adversidad posible, sus vidas siguen glorificando a la Trinidad.
Después de 400 años nos siguen animando a no olvidarnos de “aquellos que padecen persecución y cautiverio”, y nos llaman a romper los grilletes de nuestro pasotismo, indiferencia, egoísmo, acomodamiento, aburguesamiento y prejuicios que nos aleja de nuestros hermanos que sufren cautiverio hoy. Monroy, Águila y Palacios nos muestra una espiritualidad del trinitario no tanto hacia el recogimiento interior y sí hacia la expresión en el hermano del amor de Dios Trinidad (Palacios), no tanto hacia la simple compra de cautivos y sí el mirar a los ojos y estar con el perseguido atendiéndole (Águila), no tanto en buscar al Amado brincando en el monte, sí en verlo en las prisiones injustas donde el Amado nos espera en el rostro del cautivo (Monroy).
 “Bernardo de Monroy nació en Carrión de Calatrava (Ciudad Real) hacia el año 1559. Profesó en la Orden de la Santísima Trinidad en 1575. Entre 1592 y 1595 fue Ministro del Santuario de la Virgen de los Remedios de Fuensanta (Albacete), construyendo la nueva iglesia, siendo en aquel lugar muy admirado por muchas personas. También fue Ministro de Santa María del Campo Rus (Cuenca) y elegido para el de Madrid cuando ya estaba en Argel.
En 1606 es nombrado redentor de cautivos, con este mandato comienza los preparativos para marchar Argel a rescatar el mayor número de cautivos cristianos, para ello se dirige a distintas instituciones, públicas, privadas, eclesiásticas con el fin de recabar fondos y obtener los permisos necesarios del gobierno español y argelino, así como gracias espirituales del Papa V. Se publica la redención de que todos aquellos que tenían familiares cautivos en las plazas adonde se dirigían los redentores puedan dar razón de ellos y aportar dinero para su liberación.
El 18 de enero de 1609 sale la Redención de Madrid despedida por los reyes y toda la corte. El 1 de abril llega Argel. Después de haber celebrado la Semana Santa llevando ayuda espiritual a los cristianos, en Pascua se comienzan los tratos de la liberación. El 13 de mayo cuando estaba todo dispuesto para volver a España con 130 cautivos la redención es embargada y los trinitarios enviados a prisión. De nada sirvieron las presiones diplomáticas de los reyes de España y Francia, del Papa y del mismo sultán otomano, los argelinos no consintieron en liberarlos, pese aprobarse que la razón de su cautiverio fuera infundada.
Durante más de 14 años y desde la prisión Monroy trabajó por la liberación de los cautivos, el socorro de los pobres y enfermos cristianos, ayudado desde España por San Simón de Rojas, consigue incluso fundar un hospital dentro del presidio (primer hospital en África). Los últimos tiempos, rodeado de un halo de veneración por su heroica gesta, fue recluido en un calabozo completamente incomunicado, los otros cautivos trataban de hacerle llegar alimentos sobornando a los guardias con gran dificultad, hasta su muerte el 31 de julio de 1622 (tenía 63 años).
Juan de Águila nació en Ávila en 1563, tomó el hábito trinitario en Cuenca en 1583. En 1594, llega por primera vez a Argel como predicador para atender junto a fray Juan Sanz a los cautivos cristianos allí presentes. En el viaje les acompañaron los dos padres que iban a hacer redención y junto a ellos fundaron una cofradía de la Santísima Trinidad en la misma cárcel. Los redentores se volvieron a España en mayo de 1595 mientras Juan de Águila y su compañero permanecieron siete años en Argel al cabo de los cuales fueron expulsados por las autoridades argelinas.
A su vuelta fue nombrado maestro de novicios. Eran tales sus ganas de volver a Argel y "sufrir por Jesucristo" que convenció a sus superiores y al candidato propuesto para regresar de nuevo Argel al cuidado de los cautivos cristianos. Acompañando a Bernardo a la redención para hacerse nuevamente cargo del cuidado de los cautivos cristianos en esa plaza, fue encarcelado con él y con Juan de Palacios. Durante los cuatro años de prisión fue un hombre de paz, admirado hasta el punto que los cautivos narraban milagros operados por su intercesión.
El 5 de junio de 1613, (a la edad de 56 años, murió a causas de palizas y torturas). Sus funerales fueron multitudinarios.
Juan de Palacios nació en Villanueva de Presa en el Valle de Carranza (Vizcaya) en 1560. Tomó el hábito en Burgos en 1578. En 1590 fue nombrado procurador de la Redención, cargo en el que estuvo hasta 1607 cuando fue sustituido por Bernardo de Monroy. En ese tiempo trabajó mucho por la redención de cautivos, ante las instituciones civiles y religiosas, preparó cuatro redenciones, en dos de las cuales participó directamente. Una en 1592 liberando 119 cautivos y otra en 1595 con unos 200 rescatados; en ella como hemos visto acompañó al padre águila y fundó una cofradía de la Santísima Trinidad en la prisión de Argel.
Sufrió mucho junto a Bernardo durante los siete años que estuvieron en el cautiverio. Tenía fama de hombre de oración y de mucho cariño. La enfermedad que le llevó a la muerte estuvo causada por torturas y palizas recibidas poco antes. Su funeral fue multitudinario y muchos argelinos reconocieron sus virtudes.
Al enterrar el cuerpo del P. Monroy encontraron el P. Palacio incorrupto lo que llenó de admiración a los cautivos.”
 
Más información en SIT-España:
Causas de los Siervos de Dios Bernardo de Monroy, Juan de Águila y Juan de Palacios de la Orden de la Santísima Trinidad, c/Cruz Blanca nº 25, 29200 Antequera (España). sitspain@gmail.com. Web: www.perseguidos.org

ACERCA DE admin

LAICADO TRINITARIO. LIBERTAD RELIGIOSA

Check Also

SANTA INÉS, CRISTIANA PERSEGUIDA Y CAUTIVA EN UN PROSTÍBULO, PATRONA TRINITARIA

Obténgalo en .PDF La figura de Santa Inés pasó a la historia de la Iglesia …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Laicado Trinitario (Joaquín Díaz Atienza).
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  LAICADO TRINITARIO.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web contiene cookies para indicar información sobre su origen geográfico. Ninguna otra información es almacenada, excepto si usted la proporciona  a través de los formularios.    Más información
Privacidad