INICIO / BLOGS - COLABORACIONES / COLABORACIONES - JOAQUIN / La libertad de expresión en peligro. El totalitarismo acecha como un felino listo para el zarpazo
Viñeta utilizada por la peridista Ana Varela y polícamente correcto

La libertad de expresión en peligro. El totalitarismo acecha como un felino listo para el zarpazo

La información sobre los cristianos perseguidos, la libertad  religiosa y las creencias pasan por el filtro de lo políticamente correcto

Aquello que no ven, u oyen,  los ciudadanos, no existe. Por tanto, los medios de comunicación son imprescindibles para que hechos y proyectos lleguen al conocimiento del público en general. Lo llamamos visibilidad. De otra parte, desde que el hombre es hombre, en la sociedad confluyen intereses contrapuestos estableciéndose entre ellos una lucha permanente por conseguir la hegemonía a través del silenciamiento y/o liquidación de la competencia. Por ello, la hegemonía no puede conseguirse a través de la censura. Solo la libertad de expresión actúa como levadura del crecimiento personal en el proceso de contraste de ideas. El conocimiento es decisivo en la toma de decisiones.

En esta entrada, no se pretende analizar el funcionamiento de los algoritmos de algunas redes respecto a temas políticos. No es el foro apropiado para ello. Sí pretendo realizar una pequeña reseña sobre algunas noticias aparecidas últimamente respecto a la libertad de expresión en las redes y hasta dónde afecta al cumplimiento de lo que nos pide el Papa Francisco, cuando afirma que “…necesitamos medios de comunicación capaces de construir puentes, defender la vida y abatir los muros, visibles e invisibles, que impiden el diálogo sincero y la comunicación verdadera entre personas y comunidades”. Solo con el ejercicio de la libertad de expresión es posible difundir la verdad que nos dote de instrumentos cognitivos suficientes para liberarnos de manipulaciones interesadas.

Algoritmo y manipulación de la diversidad de pensamiento y creencias

No soy partidario de la teoría de la conspiración, aunque sí existe en la actualidad una batalla por producir un cambio cultural global y revolucionario, en donde los valores tradicionales están, cuando no perseguidos en determinados algoritmos, sí los silencian automáticamente. Se está construyendo una nueva conciencia moral muy alejada de la moral católica. ¿Hay signos evidentes de lo que se afirma en esta noticia? Veamos.

Visibilidad en las redes sociales y medios de comunicación de la persecución de los cristianos

Es un hecho contrastable que los atentados criminales hacia los cristianos aparecen de forma muy limitada en espacio y tiempo. Se silencia el sufrimiento de millones de cristianos por el mero hecho de serlo. Pueden matar, secuestrar, violar a miles de cristianos sin que el público en general tenga conocimiento de ello. Podemos tener miles de seguidores en Facebook, pero determinadas noticias solo llegan a unos cuantos seguidores y algorítmicamente seleccionados. La diversidad, la supuesta libertad  de expresión queda mutilada por intereses ideológicos que intentan crear un nuevo estado de conciencia moral.

Algunos hechos de censura recientes

Se ha hecho viral la supresión, y ahora recuperada, la cuenta de p. Góngora en Twitter sin que existan, según la propia red, motivos para ello. Casi simultáneamente se le  suprimió la de Youtube. Podemos estar o no de acuerdo con los mensajes del p. Góngora, pero silenciarlo es un acto de totalitarismo que empobrece la libertad y el espíritu.

También se le han suprimido algunos vídeos en Facebook al Cardenal Sandoval por criticar al NOM. También hacía algunas afirmaciones sobre la pandemia con las que, como médico, puedo afirmar que eran erróneas. Pero esto no es suficiente para silenciarlo en las redes. Mejor hubiera sido explicar qué es fundadamente cierto y qué es pura opinión personal.  Se podrían citar cientos de casos en donde las cuentas son censuradas, siempre que no se atengan a lo políticamente correcto, corrección que curiosamente siempre afecta especialmente aquellas que critican el aborto, la eutanasia, y otros aspectos religiosos o morales en oposición a lo que determinados poderes mediáticos consideran políticamente correcto. Les produce sarpullido el debate social sobre temas controvertidos, hay que silenciar todo aquello que se aparte o critique nuestro relato de paraíso en la tierra.

Pero también median los intereses económicos en la censura. Facebook acaba de cerrar la cuenta de una organización que defiende los derechos humanos de las minorías musulmanas kazajas en China. Según parece Facebook intenta simpatizar con el gobierno chino ante su política de penetración comercial en el país.

Serikzhan Bilash es el fundador del grupo “Atajurt Kazakh Human Rights”. Pues bien,  “en los últimos años, el grupo de Bilash ha producido numerosos testimonios sobre los campos de concentración en Xinjiang, donde se encuentran recluidos hasta un millón de uigures y otras minorías musulmanas”.

Carisma Trinitario y silenciamiento informativo

Todo aquel que intente denunciar en las redes sociales la persecución de los cristianos se enfrenta a que su mensaje, cuando mensos, sea silenciado o llegue a un reducido número de personas. La denuncia queda en el sótano informativo, perdiendo todo su poder de denuncia.  Los cristianos no interesan, no nos engañemos. Los poderes mediáticos, que no son otros que los económicos y financieros,  les incomoda muy especialmente el mensaje moral cristiano. Solo les interesan nuestras estructuras de caridad: los pobres, los inmigrantes, los presos… Nos utilizan en la medida en que nuestra caridad los exime de la responsabilidad de atender, dar respuesta asistencial  a la miseria que ellos mismos generan.

A partir de ahora, solo podremos denunciar los atentados contra los derechos humanos de los cristianos, siempre que nuestra denuncia no entre en conflicto con los intereses económicos de la globalización.

Ha llegado el momento de ser valientes y no tener miedo a los poderosos de la tierra, porque el Más Poderoso está con nosotros. No podemos callarnos ante tanto atropello hacia los cristianos en general, ni ante la Iglesia Católica en particular. No podemos callarnos ante el atentado que se ha producido contra la libertad de expresión. Nuestra supervivencia depende de Dios, de nuestros hechos y de la palabra.

La imagen está obtenida de un interesante artículo sobre la manipulación dellengaje.

ACERCA DE Joaquín Díaz Atienza

Check Also

Teresita

Teresa Castillo de Diego, a sus 10 años, un ejemplo para todos

Obténgalo en .PDF Teresita, un modelo para todas la personas que intentan encontrar un sentido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Laicado Trinitario (Joaquín Díaz Atienza).
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  LAICADO TRINITARIO.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web contiene cookies para indicar información sobre su origen geográfico. Ninguna otra información es almacenada, excepto si usted la proporciona  a través de los formularios.    Más información
Privacidad