INICIO / BLOGS - COLABORACIONES / COLABORACIONES - JOAQUIN / Mozambique: No solo Al Shabaab, integrante en el Estado Islámico, siembra el terror en Cabo Delgado
Proyecto
Proyecto de colaboración de la Junta de Andalucía

Mozambique: No solo Al Shabaab, integrante en el Estado Islámico, siembra el terror en Cabo Delgado

La misión católica de  Nangololo, distrito de Muidumbre, ha sido arrasada por Al Shabaad, según informó el misionero brasileño Edegard Silva a la Agencia Fides (15/01/2021)

¿Qué sucede realmente en Cabo Delgado?

Cabo Delgado es una de las provincias más pobres del norte de Mozambique. Cohabitan dos etnias, los Kimwani, mayoritariamente musulmana  desde el siglo IX y con emplazamiento en la costa, y los Makonde, de confesión cristiana. Desde siempre han existido recelos entre ambas, aunque agravados por el descubrimiento en la provincia de grandes yacimientos de grafito, rubíes, petróleo y el mayor yacimiento de gas natural subsahariana en 2010. Además es la puerta de entrada  de unas 40 toneladas de heroína destinadas a Europa.

Provincia de Cabo Delgado

Es importante resaltar que, independientemente de las diferencias étnico –religiosas, llegan a tal extremo  los intereses económicos de la zona, que hoy por hoy no queda claro quién o quiénes son los implicados en las incontables matanzas que se producen intermitentemente, las destrucción de viviendas, la quema de iglesias y de algunas mezquitas, así como de los 560 mil desplazados. La situación humanitaria es desesperante, a pesar de las ayudas internacionales, de Caritas y de las misiones locales.

Una historia de corrupción política y de enfrentamiento bélico

Mozambique se independiza de Portugal en 1975 y asume el poder el FRELIMO de ideología marxista leninista con Samora Machel como presidente. Apenas un año más tarde se crea el RENAMO, movimiento anticomunista y financiado por élites económicas  del Apartheid sudafricano. En 1977 comienza una guerra civil que, teóricamente, termina con los Acuerdos de Paz de Roma en 1992, ya que los enfrentamientos siempre han continuado aunque con menor intensidad.

La historia de Mozambique es una historia de corrupción, que durante el gobierno de Amando Guebuza, 2004-2014, supuso una deuda de 1.800 millones de euros sin que se ejecutaran ninguno de los proyectos previstos, declarándose insolvente frente sus compromisos de pago de la deuda externa (deuda externa (4,5% INB).

La pobreza es endémica, y la juventud sin futuro y sin fe en sus gobernantes. La situación sanitaria es dramática. Al cólera en el norte del país y la Covid-19, se añade la situación sanitaria estructural previa: El 42,9% de los menores de 5 años sufren desnutrición; el 12,5% sufre de VIH; el riesgo de malaria es de 307,8 por cada 1.000 habitantes; de tuberculosis 551 por cada 100.

Entre los gobernantes actuales, pertenecientes al FRELIMO, la oposición tradicional de la RENAMO y su fracción la Junta Militar de RENAMO continúan con las hostilidades, a pesar de que la Junta Militar ha pedido un alto el fuego e iniciar negociaciones para terminar definitivamente con el conflicto. Negociaciones sobre las que el pueblo mozambiqueño no cree como consecuencia de que ninguno de los acuerdos anteriores dieran resultado.

La situación explosiva y de alto riesgo para los cristianos y toda la población  de Cabo Delgado

Cabo delgado es la provincia más pobre de Mozambique a pesar de albergar en su suelo las mayores riquezas del país. Igualmente, es la provincia en donde la corrupción institucional ha adquirido mayor visibilidad, por lo que los ciudadanos son absolutamente conscientes de ello.

Ayuda de Jóvenes Solidarios los Millares al Programa de nutrición infantil

El descubrimiento de grandes yacimientos de gas y posiblemente pertroleo generó bastantes esperanzas entre la población autóctona que se ha visto absolutamente defraudada. Lo sufren con ataques continuos hacia la población civil produciendo grandes desplazamientos y  sumiéndolos en una mayor pobreza e indefensión. La juventud se muestra absolutamente vulnerable  y muchos de ellos terminan en las filas de los agresores, sea Al Shabaah o los mercenarios contratados por el gobierno y por las empresas petroleras. Hoy día, nadie está seguro de dónde provienen las agresiones a la población.

Es desesperanzador como en los contratos de explotación de las multinacionales se contempla la ayuda a la población en cuanto a educación, sanidad y mejoras de las infraestructuras, en tanto en cuanto solo existen agresiones, matanzas, destrucción y refugiados. Las multinacionales han desplazado, igualmente,  a los pescadores de la zona tradicional de pesca a otras zonas con menos recursos pesqueros.

Las empresas implicadas son la Montepuez Ruby Mining Partnership  en Londres y con capital londinense y de altos cargos del FRELIMO, la italiana ENI, la norteamericana  EXXON Mobil, la francesa TOTAL, la Qatar Petroleum y la norteamericana Anadarko Petroleum.

Al-Shabaah comenzó sus ataques hace tres años con la toma durante una horas de Mochimboa de Praia, habiendo incrementado sus ataques en un 300% con más de 900 muertos y más de 500.000 desplazados desde su creación. En sus ataques arrasan con todo: personas civiles, misiones católicas o de otras confesiones, incluyendo algunas mezquitas. Parece que sus pretensiones son generar terror con la finalidad de desplazar a las poblaciones autóctonas y hacerse con el control de la zona y sus riquezas.

Crisis humanitaria

A pesar de la intervención de organismos internacionales como Programa Internacional de Alimentos, Caritas, organizaciones musulmanas y voluntarios, la situación continúa crítica. Los problemas, no solo son los puramente físicos, sino que muchas personas sufren de estrés postraumático debido a la violencia sufrida y su sentimiento de desesperanza cada vez más acentuado.

Como suele suceder en estos conflictos, son las mujeres y los niños los que más sufren. Son víctimas de abusos, incluyendo las agresiones sexuales, el reclutamiento forzoso y la sospecha de tráfico de órganos.

Desde el punto de vista sanitario, como se dijo anteriormente, se le añade a la pandemia de la Covid-19, el cólera, la tuberculosis, la malaria y el VIH y la desnutrición.

La labor que vienen ejerciendo en la zona nuestros misioneros es fundamental, a pesar de las dificultades con las que debe lidiar y la falta de estabilidad para organizar una logística apropiada.

ACERCA DE Joaquín Díaz Atienza

Laico Trinitario de la Freternidad de Granada. Médico; Master en Psicobiología y Neurociencia Cogitiva; Dr. en Neurociencias; Especialista en Psiquiatría Infantil; Diplomado en Metodología y Epidemiología Clínica; Master en Bioética.

Check Also

Teresita

Teresa Castillo de Diego, a sus 10 años, un ejemplo para todos

Obténgalo en .PDF Teresita, un modelo para todas la personas que intentan encontrar un sentido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Laicado Trinitario (Joaquín Díaz Atienza).
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a LAICADO TRINITARIO que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web contiene cookies para indicar información sobre su origen geográfico. Ninguna otra información es almacenada, excepto si usted la proporciona  a través de los formularios.    Más información
Privacidad