INICIO / RINCÓN DEL PERSEGUIDO / El islam radical intenta implantarse en Madagascar con el apoyo financiero de los países árabes más ricos
madagascar
El islam radical compra conversos en Madagascar

El islam radical intenta implantarse en Madagascar con el apoyo financiero de los países árabes más ricos

Movimientos islamistas intentan comprar a los jóvenes malgaches  para hacer visible el islam radical en la isla

Pagan a estudiantes universitarias para que exhiban el burka en la universidad, al margen de su adscripción religiosa

Madagascar es la cuarta isla más grande del mundo. Aunque sus habitantes originarios, según las raíces lingüísticas, parecen  proceder de Indonesia, actualmente existe una amplia variedad étnica.

Políticamente es una república semipresidencialista. Su mortalidad infantil es del 40,1/1000; la desnutrición en menores de 5 años es el 49,2%; al agua potable solo acceden el 52% de la población.

En cuanto a las creencias religiosas, según las últimas estadísticas serían las siguientes: Católicos el 30,49%; no católicos el 27,71%; musulmanes el 2,1-7% y otros (normalmente espiritistas) el 39,7%.

La Orden Trinitaria en Madagascar

La Orden de la Santísima Trinidad llega a Madagascar en 1962 implantándose en Miarinarivo, Ambatondrazaka y Tsiroanomandid y. una vez instalados de forma estable, comienzan con su labor misionera y de apoyo social a la comunidad malgache.

Desde 1962 hasta 1980 se consolida el establecimiento, y prioriza su labor de inculturación con el pueblo malgache.

En 1980 se comienza con la pastoral vocacional que da sus frutos a lo largo de los años: 37 sacerdotes trinitarios que realizan su sacerdocio en Madagascar y en otros países africanos, 42 estudiantes de filosofía y teología, 12 novicios y 14 postulantes, a pesar de las dificultades que se encontraron para sufragar los gastos que suponen las 6 casas en las que se albergan a los 143 jóvenes. 

Tal como se dijo anteriormente, desde su implantación se comenzó con la labor social materializándose en la creación de escuelas y dispensarios de salud, construcción de pozos.

Igualmente, a partir de la década de los 80 se comienza a trabajar en la atención de los presos, siendo la Orden Trinitaria la referente en el país. Se continúa hasta la actualidad  con la atención a dispensarios de discapacitados, escuelas profesionales, leproserías y residencias de ancianos.

El Laicado Trinitario viene contribuyendo económicamente a través de la Caja de Redención en la construcción de dispensarios, programas de salud oftalmológica y salud bucodental, así como en obras sociales.

El islam radical en Madagascar

La convivencia con el islam, implantado en el sur de la isla, nunca ha supuesto un problema de convivencia con otras comunidades no musulmanas.

De hecho, la comunidad musulmana se volcó durante la visita del Papa Francisco: Aportó alimentos, agua  y más de 200 voluntarios, en un país en donde la escasez de recursos alimentarios e hídricos es acuciante.. “Como gesto de fraternidad entre todas las religiones” , “todos amamos a un mismo Dios”, dijo el Presidente del Consejo de Administración de la Comunidad Musulmana.

Entonces, ¿qué está sucediendo para que se vaya detectando un incremento de la tensión entre comunidades? Según la Agencia Internacional de Noticias Coránicas, que aboga por el entendimiento entre religiones, el islam se ha incrementado de forma significativa durante los últimos años. Argumenta la Agencia que los jóvenes acuden al islam porque la sociedad malgache, ante la decadencia espiritual que está experimentando, encuentra refugio y respuesta a su sentido ante vida en el Corán.

Sin embargo, hay otra vertiente del islam que se expande con más fuerza cada día. Un islam excluyente y que siembra odio entre religiones, un islam radical que, según el presidente de la comunidad musulmana, no es musulmán, incluso aunque ellos se autodenominen así y los medios de comunicación lo potencien.

La realidad malgache es que en 2016 se “expulsaron a diez imanes extranjeros (Pakistán) que se escondían en mezquitas y escuelas coránicas”; que en 2017 el Ministerio de Educación clausuró 16 escuelas coránicas “porque no seguían los programas oficiales, enseñándoles  el Corán durante cinco horas al día”; que , actualmente, se ha dado permiso para construir 2.600 mezquitas, incluso en donde no hay musulmanes; que pagan a universitarias 3 dólares al día para que vistan el burka y se hacen cargo de la alimentación y la vivienda de aquellos jóvenes que deseen estudiar el Corán y, lo más grave en cuanto indicador de lo que podríamos anticipar como una futuro de odio si no se pone remedio: en el sur de Madagascar se descubrió la compra de biblias y libros de oraciones que después quemaban públicamente.

Para el obispo Mons. Georges Varkey, algo se está haciendo mal cuando los jóvenes se dejan convencer por el islam. Si hace unos cinco años, los musulmanes representaban el 1% de la población, actualmente se ha incrementado al 7%. El peligro de estas conversiones, no es que sean al islam, sino que la inmensa mayoría de las nuevas conversiones se deben a radicales islámicos pagados por Dubai , Turquía, Arabia Saudí y Afganistán. Esto puede ser la semilla de futuros conflictos interreligiosos.

ACERCA DE admin

LAICADO TRINITARIO. LIBERTAD RELIGIOSA

Check Also

sec

NIGERIA: al borde del estado fallido

Obténgalo en .PDF El gobierno de Muhammadu Buhari no toma las medidas necesarias para atajar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Laicado Trinitario (Joaquín Díaz Atienza).
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a LAICADO TRINITARIO que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web contiene cookies para indicar información sobre su origen geográfico. Ninguna otra información es almacenada, excepto si usted la proporciona  a través de los formularios.    Más información
Privacidad