INICIO / NOTICIAS GENERALES / Margaret y Derek Firth: ¿dónde has estado?
Margaret y Derek Firth, un ejemplo de lo que es el amor

Margaret y Derek Firth: ¿dónde has estado?

¿Por  qué se hace viral la muerte de un matrimonio que convivía desde hacía más de 70 años?

La despedida en el hospital antes de morir de un matrimonio con más de 70 años de convivencia ha sido toda una noticia de gran impacto emocional. Ha sido viral en las Rede Sociales, especialmente, en Twitter. ¡Toda una noticia, algo insólito!

Aquellos que tenemos ya una edad no nos extraña especialmente. Cierto que produce en nuestros corazones una corriente de empatía, de cariño y  que despierta una gran ternura, pero es algo que hemos vivido.

Sin embargo, en un cada vez más mayor número de jóvenes, seguro que les resultará algo imposible o, cuando menos, impensable, insólito. Algo que solo habrán podido observar en sus abuelos, si es que han tenido esa oportunidad. Sencillamente, ya no hay matrimonios para toda la vida, ni hijas que desee inmortalizar esa  manifestación de amor que sus padres se han profesado durante en el lecho de muerte y que han construido durante toda una vida de complicidades, perdones, alegrías y penas. En definitiva, toda una vida con un amor tan fuerte como para aguantar  y superar todos los sinsabores de un largo camino en convivencia.

Cuando ella es hospitalizada y, por fin, permiten a su marido ir a visitarla, la primera pregunta que le hace es ¿dónde has estado?. Seguro que estaba preocupada pensando que, si ella estaba allí, igual su marido había muerto; o igual tenía miedo de la soledad del hospital y le quería a su lado. Él se contagió durante esa visita.

Sea como fuere, la foto refleja toda una vida en común, una complementariedad incuestionable. La materialización de aquella frase del Génesis en la que se nos dice que no es bueno que el hombre, ni la mujer vivan solos, porque ambos se complementan.

Matrimonio de antes versus matrimonio de ahora

Para los católicos el matrimonio es un sacramento que se fundamenta en algunas características hoy día desconocidas en gran parte de la población.

Para nosotros al hombre y a la mujer  Dios los creó como seres complementarios. Ninguno de los dos, pueden realizarse plenamente como seres humanos  sin esa unión que solemos llamar matrimonio. Es cierto, que pueda haber decisiones voluntarias de llevar una vida de soltería, aunque si indagamos en ella nos percatamos que obedecen a causas no habituales.

Otras de las características es su estabilidad en el tiempo: el sacramento del matrimonio es para toda la vida. Ese es su fin, aunque puedan existir situaciones extraordinarias en donde esta estabilidad no pueda cumplirse.

Finalmente, la finalidad del matrimonio es la fecundidad aunque, igualmente, a veces, sea por razones de la naturaleza o por circunstancias ajenas  al deseo, no pueda haber descendencia.

Lo importante, por tanto, del sacramento del matrimonio es la complementariedad, la estabilidad y la descendencia. Por ello, el matrimonio es considerado la célula social básica sobre la que crece  y se realiza el ser humano como ente intrínsecamente social.

Pero hoy va calando entre los jóvenes una visión radicalmente distinta: Las uniones hoy día no están determinadas por un proyecto de vida en común, sino por el afecto. Por tanto, mientras dure el afecto durará la unión. Sin embargo, el afecto sobre el que se constituyen las parejas está mediado por el placer, indistintamente hacia quien yo sienta ese placer. Puede ser otro hombre, otra mujer, un animal doméstico, etc…

Por tanto, ya no importa la complementariedad, sino el afecto; ya no importa la estabilidad, sino la fluidez del mismo; ya no importan la descendencia, sino vivir el placer mientras dure. Nuestra convivencia tiene sentido, en tanto en cuanto nos sintamos atraídos, mientras nuestra atracción sexual sea lo suficientemente intensa como para mantener vivo el “amor”. Nuestra pareja durará, lo que tenga que durar. No hay un proyecto vital en común.

Sin embargo, la temporalidad, la fluidez, la inconsistencia de nuestra relación de pareja no podrá soportar la más mínima tormenta e, inevitablemente, nos llevará al vacío, a la infidelidad, a la soledad… Nadie te preguntará en el momento de la muerte ¿dónde has estado?, nadie cogerá con dulzura infinita tus manos mientras dejas esta vida…

Estamos viviendo un cambio de época en donde deberíamos conservar, al menos, lo que merece la pena…

ACERCA DE admin

LAICADO TRINITARIO. LIBERTAD RELIGIOSA

Check Also

hab

15 sacerdotes cubanos envían a la sociedad cubana un mensaje de cambio y reconciliación

Obténgalo en .PDF El Observatorio Cubano de Derechos Humanos publica un documento que indica que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Laicado Trinitario (Joaquín Díaz Atienza).
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a LAICADO TRINITARIO que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web contiene cookies para indicar información sobre su origen geográfico. Ninguna otra información es almacenada, excepto si usted la proporciona  a través de los formularios.    Más información
Privacidad