INICIO / BLOGS - COLABORACIONES / COLABORACIONES - JOAQUIN / Un profundo debate en algunos medios de comunicadión nigerianos por la muerte de Deborah Samuel Yakubu
Deborah
Deborah lapidada y quemada

Un profundo debate en algunos medios de comunicadión nigerianos por la muerte de Deborah Samuel Yakubu

En Nigeria se ha extendido un silencio cómplice, o como resultado del miedo, entre la población, siendo unos pocos periodistas los que se atreven a mantener un debate público sobre el valor de la ley en sociedades democráticas.

Como es conocido, Deborah Samuel Yakubu, estudiante de económicas, fue lapidada y quemada por una turba de estudiantes que la acusaban de blasfemia. Todas las investigaciones posteriores han puesto de relieve que Deborah se limitó a pedir que no se publicaran mensajes religiosos en el WhatSupp de estudiantes de la universidad y que se limitaran a mensajear con contenidos académicos. Nada importó que fueran compañeros de clase, que la conocieran desde hace tiempo. Este “gran delito” fue suficiente para que una multitud de estudiantes enloquecida y embriagada de odio y fanatismo, decidieran que su comentario era blasfemo contra el islam, ni que se convirtieran en fiscales, jueces y verdugos.

Pero más sorprende aún que existan sociedades en pleno siglo XXI que vean este crimen, este hecho horrendo, paradigma de la intolerancia, como algo normal, e incluso merecido. Más incomprensible aún que existan autoridades, tanto religiosas como civiles, que participen de la misma visión moral. Ya dijimos en otro post que la corrupción y el incumplimiento de las leyes llevarán a Nigeria, el país más rico de África, al caos, la violencia y la imposición de las leyes más extremistas de la Sharía.

Reacciones de las auroridades ante el crimen de Deborah Samuel

Hoy mismo, aparecen dos colaboraciones en el el Sunnewsonline, las de los periodistas Broken Tongues y Casmir Igbokwe, críticas con el asesinato de Deborah, el escándalo y la gran preocupación que produce en los ambientes más democráticos el hecho de que alguna autoridad religiosa justifique la acción y que el rector de la universidad haya retirado una nota de protesta inicial ante las amenanzas de que no apoyarán su candidatura a la presidencia.

Como escribe el periodista Broken Tongues: “Pero lo que realmente duele de este feo capítulo en la historia de Nigeria es el silencio de la élite que lo acompañó. Los que tienen voz en Nigeria se callaron sobre el asunto… Se negaron a condenar la intolerancia que condujo al asesinato de Débora. Trataron el asunto como si nunca hubiera tenido lugar. Este silencio cómplice es reprobable. Hace que la élite nigeriana sea una raza sospechosa. ¿Por qué tenían que fingir sobre algo tan atroz como el cobarde asesinato de un conciudadano? Esta doblez nos disminuye a todos a los ojos del mundo civilizado“.

Entre las autoridades que han declarado su estupor y una explícita condena por lo sucedido, estan Hassan Kukah, obispo de la diócesis católica de Sokoto, quién también denunció al Presidente de la República, Muhammadu Buhari; Alhaji Sa’ad Abubakar III, sultán de Sakoto, a quien intentaron quemar su vivienda; el gobernador Aminu Tambuwal de Sokoto; el profesor Ibrahim Abikan, presidente de la Asociación de Abogados Musulmanes de Nigeria y profesor de derecho islámico en la Universidad de Ilorin, el profesor Ibrahim Abikan en declaraciones a un medio de comunicación.

Sin embrago, este tipo de acciones, no son nuevas en Nigeria, en donde la ética del islam radical cada vez es más preponderante en la sociedad nigeriana. Son acciones que, para la mayoria de los musulmanes, van en contra de la propia ley islámica del país y de la Constitución. La sociedad debe reccionar e impedir que nadie pueda tomarse la justicia por su mano. Las ofensas, la pédida de derechos, deben resolverse mediante la ley.

Aunque obviamente, para ello, hay que aplicarla.

Impactos: 27

ACERCA DE admin

CARISMA TRINITARIO Y PERSECUCIÓN RELIGIOSA

Check Also

Contra el cristianismo todo vale. El Parlamento Europeo se desnuda

Aquellos que aún creemos en los Derechos Humanos y en la ética del respeto, la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Carisma Trinitario - Joaquín Díaz Atienza.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a CARISMA TRINITARIO que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web contiene cookies para indicar información sobre su origen geográfico. Ninguna otra información es almacenada, excepto si usted la proporciona  a través de los formularios.    Más información
Privacidad